Proteger a nuestros adultos mayores ante el Covid19

Los adultos mayores son los más vulnerables ante la pandemia, debido a que existen diversas variables que los exponen al riesgo de contraer el Covid19, y a la muerte si se infectan por el virus. Por esta razón, la CEPAL ha publicado el documento “Covid19 Recomendaciones generales para la atención a personas mayores desde una perspectiva de derechos humanos”[1], donde señalan aspectos esenciales para proteger a nuestros adultos mayores y otros aspectos que detallaremos en esta nota.

Los riesgos que afrontan los adultos mayores parten de las condiciones de salud previas a contraer la enfermedad, lo que genera complicaciones cuando se contagian del virus, como las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diabetes. Además, el deterioro de su sistema inmune producto del envejecimiento, especialmente a partir de los 75 años, los hace frágiles ante el virus. Sumado a ello, la soledad y el aislamiento pueden restringir su capacidad de respuesta a esta enfermedad.

La ausencia de un adecuado sistema de salud al cual accedan los adultos mayores es otro factor que los hace más vulnerables. Si bien, antes de la pandemia necesitaban de atención especial para afrontar sus enfermedades, proveerse de los medicamentos necesarios y tener una adecuada alimentación; con la propagación del virus, su tratamiento puede dificultarse y exponerlos a una muerte anticipada. Asimismo, son víctimas de actos de discriminación por edad en medio de la crisis sanitaria debido a que se privilegia la atención de los más jóvenes y son expuestos a tratos crueles, inhumanos o degradantes cuando se les niega el acceso de los cuidados necesarios por la falta de camas para ser atendidos en los hospitales, e incluso por razones económicas.

La “Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores” prohíbe la discriminación por la edad de la vejez y establece el derecho a la salud y a los cuidados de largo plazo. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU señala que para ejercer el derecho a la salud en la vejez se debe disponer de todos los medios necesarios para una vida digna en la última etapa del ciclo de vida. Los gobiernos deben por tanto implementar las medidas necesarias para una adecuada atención a nuestros los adultos mayores.

Si bien esta pandemia no ha sido prevista, ni el mundo se ha preparado para afrontarla, se han expuesto las graves carencias en la que nos encontramos. Con los sistemas de salud colapsados, con varios adultos mayores que no cuentan con protección social, teniendo que realizar trabajos precarios, su situación se torna de gravedad.

Con el fin de garantizar una vejez digna a nuestros adultos mayores, el parlamentario Alan Fairlie presentó al Parlamento Andino el proyecto de Marco Normativo “Sobre garantías mínimas de Seguridad Social en los Países Andinos” donde se establece que todos los países de la región implementen las garantías básicas de los pisos de protección social conforme a la Recomendación N° 202 de la OIT para garantizar el acceso universal a la salud básica y a las pensiones, entre otros. Esperamos que su pronta aprobación aporte a la necesidad de fortalecer nuestros sistemas de salud y protección a los adultos mayores, más aún en tiempos donde la pandemia los hace más vulnerables.      


[1] Véase en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45316/4/S2000271_es.pdf

Foto tomada de: Jujuy al Momento

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *