PARLAMENTARIO ANDINO ALAN FAIRLIE SOSTIENE QUE LA AGRICULTURA FAMILIAR DEBE SER ATENDIDA A LA BREVEDAD POSIBLE A FIN DE GARANTIZAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA DEL PAÍS

El miércoles 8 de julio se realizó la conferencia virtual “Agricultura Familiar y Seguridad Alimentaria”, organizada por el despacho del parlamentario andino Alan Fairlie. Dicho evento tuvo como objetivo generar un espacio de diálogo sobre el rol de la agricultura familiar en la seguridad alimentaria, y la necesidad de fortalecer este sector para promover el desarrollo rural.

La conferencia contó con la participación del Dr. Fernando Eguren, presidente del Centro Peruano de Estudios Sociales, quien destacó que los agricultores han recibido menores ingresos debido al estrechamiento de la demanda por la pandemia, la escasa presencia del Estado y la falta de eficacia mostrada en la distribución de recursos financieros, factores que tendrán severos efectos en las próximas campañas agrícolas. Asimismo, señaló que desde la década del 90 el Estado viene apoyando y subsidiando a las grandes empresas agroexportadoras, contrario en lo que refiere a la agricultura familiar, donde el apoyo es muy reducido y no se ha traducido en mayores presupuestos y programas más universales. Por otro lado, precisó que no existe una buena coordinación en los 3 niveles de Gobierno para abordar los problemas del campo, siendo necesario trabajar de manera articulada a fin de promover el desarrollo rural.

Por su parte, la Mg. Gissela Ottone, Directora Ejecutiva del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (Desco) – Centro, señaló que en el país el derecho a la alimentación está invisibilizado en nuestra Constitución y por lo tanto no está institucionalizado. Por otro lado, destacó que la problemática del sector agrario debe ser atendida bajo un enfoque territorial y que las propuestas de políticas deberían partir de las particularidades de las regiones hacia arriba. Asimismo,  indicó que la agricultura familiar requiere de un bono productivo que ayude a los campesinos a comprar semillas mejoradas e insumos, puesto que los programas de crédito que viene otorgando el Estado están más orientado a los grandes productores que están en la costa y no para los que se encuentran en las zonas altoandinas.

En su intervención, el parlamentario andino Alan Fairlie, coincidió con ambos panelistas sobre la necesidad de atender a este sector a la brevedad posible, a fin de evitar que se origine una crisis alimentaria. También, resaltó la necesidad de construir una agenda nacional que incluya la atención del sector más allá de la emergencia mirando el mediano y largo plazo, la cual debe basarse en un enfoque territorial y una estrategia de desarrollo alternativo de diversificación productiva.

Por otro lado, precisó que como parte de su labor parlamentaria presentó y se aprobó en el Parlamento Andino  el “Marco Normativo para Promover y Fortalecer la Economía Campesina y la Agricultura Familiar en la Región Andina”, el cual busca impulsar el desarrollo y fortalecimiento de la economía campesina y la agricultura familiar bajo un enfoque integral, en aras de construir sistemas agrícolas diversificados, e innovadores, que permitan aumentar la competitividad de sector y alcanzar mayores niveles de desarrollo sostenible en zonas rurales; además, de contribuir con la seguridad alimentaria.

Foto: Vía Campesina

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *