Reserva Nacional de Paracas en peligro

Población y organizaciones sociales se oponen a construcción de almacén de minerales que pondría en riesgo de contaminación a la biodiversidad de esta importante zona protegida

En el 2014 el Consorcio Terminal Portuario de Paracas firmó el contrato de concesión por 30 años con el Estado para iniciar las obras del primer tramo de la modernización del Puerto General San Martín en Pisco. En el 2016, fue aprobado el Estudio de Impacto Ambiental, y posteriormente el consorcio presentó una modificatoria al Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE) incluyendo la construcción de un almacén de concentrados de minerales, planta de tratamiento de aguas residuales, planta desalinizadora y el emisario submarino para vertimiento de salmuera.

El consorcio no pudo levantar 33 observaciones de un total de 277 que realizaron 12 entidades públicas con opiniones técnicas, conforme la Resolución Directoral Nº 00025-2019-SENACE-PE/DEIN del 02 de febrero de 2019. Dentro de las principales observaciones se encuentran los criterios ambientales y sociales sobre la propuesta de ubicación del almacén de concentrado de mineral; las medidas de resguardo para la fauna silvestre protegida, el impacto de la operación respecto a la pesca artesanal y el turismo, entre otros. Frente a esta resolución el consorcio apeló al SENACE.

El SENACE, anuló la resolución directoral que rechazaba las Modificación del Estudio de Impacto Ambiental, y la resolución que rechazaba la reconsideración. Mediante la Resolución Nº 0061-2019-SENACE/PE determinó que la vía administrativa se agotó y determinó que regrese a la etapa de evaluación, solicitándose el requerimiento de opiniones técnicas, y mecanismos de participación ciudadana.

Ante esta situación que pondría en peligro la Reserva Nacional de Paracas, las organizaciones sociales y ambientales de la zona vienen realizando diversas protestas debido a que de aceptarse la construcción del almacén de minerales, habría fuga de polvos tóxicos que pondría en peligro de contaminación, siendo un riesgo para la biodiversidad.

El parlamentario andino Alan Fairlie manifestó su apoyo a la población que exige la protección de la Reserva Nacional de Paracas, ante la posible contaminación que traería consecuencias graves e irreversibles. Exigió a las autoridades nacionales que actúen con la mayor diligencia y en salvaguarda de nuestro medio ambiente y de la fauna silvestre de la zona.

En el 2014, el Consorcio Terminal Portuario de Paracas firmó el contrato de concesión por 30 años con el Estado para iniciar las obras del primer tramo de la modernización del Puerto General San Martín, en Pisco. En el 2016, fue aprobado el Estudio de Impacto Ambiental, y posteriormente el consorcio presentó una modificatoria al Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE) incluyendo la construcción de un almacén de concentrados de minerales, planta de tratamiento de aguas residuales, planta desalinizadora y el emisario submarino para vertimiento de salmuera.

El consorcio no pudo levantar 33 observaciones de un total de 277 que realizaron 12 entidades públicas con opiniones técnicas, conforme la Resolución Directoral Nº 00025-2019-SENACE-PE/DEIN del 02 de febrero de 2019. Dentro de las principales observaciones se encuentran los criterios ambientales y sociales sobre la propuesta de ubicación del almacén de concentrado de mineral; las medidas de resguardo para la fauna silvestre protegida, el impacto de la operación respecto a la pesca artesanal y el turismo, entre otros. Frente a esta resolución el consorcio apeló al SENACE.

El SENACE anuló la resolución directoral que rechazaba las Modificación del Estudio de Impacto Ambiental, y la resolución que rechazaba la reconsideración. Mediante la Resolución Nº 0061-2019-SENACE/PE determinó que la vía administrativa se agotó y determinó que regrese a la etapa de evaluación, solicitándose el requerimiento de opiniones técnicas, y mecanismos de participación ciudadana.

Ante esta situación que pondría en peligro la Reserva Nacional de Paracas, las organizaciones sociales y ambientales de la zona vienen realizando diversas protestas debido a que de aceptarse la construcción del almacén de minerales, habría fuga de polvos tóxicos que pondría en peligro de contaminación, siendo un riesgo para la biodiversidad.

El parlamentario andino Alan Fairlie manifestó su apoyo a la población que exige la protección de la Reserva Nacional de Paracas, ante la posible contaminación que traería consecuencias graves e irreversibles. Exigió a las autoridades nacionales que actúen con la mayor diligencia y en salvaguarda de nuestro medio ambiente y de la fauna silvestre de la zona.

FOTO: El Comercio

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *