Urgente: Reactivar, descentralizar y reformar

Alan Fairlie Reinoso

Datos

Las proyecciones de crecimiento de la economía peruana para este año, continúan ajustándose a la baja. Si comparamos con los pronósticos realizados el año pasado, se observa que el sector privado y el BCRP han reducido casi a la mitad sus proyecciones de crecimiento. Sin embargo, el MEF se muestra más optimista augurando un crecimiento para la economía de 3%, según el último Marco Macroeconómico Multianual 2020-2023[1] (ver el Cuadro 1).

Mayor inversión

El día 17 de octubre, el Gobierno publicó un decreto de urgencia, con el objeto de “establecer medidas extraordinarias que contribuyan a estimular la economía a través del gasto público[2]. En este documento, se menciona que, dado un contexto de menor crecimiento y moderación de las expectativas de las familias y empresas, es necesario garantizar la ejecución de los recursos asignados en el presupuesto público para este año, de manera que permitan impulsar la demanda interna y que, de acuerdo con el Marco Macroeconómico Multianual 2020-2023[3], se cumpla con la meta de crecer 3% este año.

Para lograr ello, se realizarán un conjunto de transferencias que representan más de 1,000 millones de soles destinados a varios programas sociales. Este decreto ha aprobado 5 medidas extraordinarias vigentes hasta el 31 de diciembre de 2019[4].

La primera medida establece la transferencia de recursos del presupuesto de las entidades del Gobierno Nacional a la reserva de contingencia, con el fin de financiar la ejecución de inversiones de diversos pliegos del Gobierno Nacional y los Gobiernos Regionales, para el mantenimiento de locales escolares y hospitales.

La segunda medida autoriza al Ministerio de Educación a financiar el Programa suplementario de Mantenimiento de los Locales Educativos 2019, y el mantenimiento de bicicletas entregadas en el marco de la Iniciativa Rutas Solidarias.

La tercera medida autoriza al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; el Ministerio de Agricultura y Riego; y, el Ministerio de la Producción a realizar transferencias a favor del Fondo MIVIVIENDA, Fondo Sierra Azul y Ministerio de Defensa, para financiar distintas intervenciones.

La cuarta medida autoriza al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, así como al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento a efectuar anulaciones de gastos de inversión programados, para reorientar estos recursos a proyectos que se encuentren en etapa ejecución, y cuyo monto total actualizado de inversión sea mayor a S/ 200 millones.

La última medida autoriza a los Gobiernos Regionales a reorientar recursos para el financiamiento de inversiones del mismo pliego. Para anulación y habilitación de inversiones, en este proceso de reorientación de recursos, se deben cumplir un conjunto de criterios establecidos.

Según el presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), el espíritu de la norma recoge los planteamientos hechos por los gobiernos regionales al Ejecutivo de contar con las partidas necesarias que les permitan llevar adelante los proyectos de inversión. Asimismo, mencionó que los gobiernos regionales esperan que se emitan otras normas complementarias sobre temas como la certificación ambiental en los proyectos de inversión pública, los arbitrajes y las contrataciones del Estado[5].

¿Medidas del MEF estimularán la economía?

Si bien estas medidas tienen la intención de reactivar la economía, no son suficientes. El monto de las transferencias es pequeño  (solo representa el 0,1% del PBI) y por lo tanto su efecto sobre la economía también será pequeño. Por otro lado, todavía existe poca capacidad del Estado para gestionar eficientemente el presupuesto asignado. Frente a ello, es importante no solo un mayor gasto, sino tomar las medidas necesarias para que tanto el gobierno central como los gobiernos regionales puedan gestionar mejor el presupuesto público.

A pesar de este pequeño estímulo a la economía, es demasiado optimista augurar que la economía crecerá 3% este año.

Se necesita un shock de inversión pública y ejecución descentralizada en todo lo que se pueda. Esto supone se deje de tener como prioridad absoluta la reducción del déficit o la meta inflación, ya que está en los márgenes previstos. Es positiva la decisión del gobierno de atender la propuesta de Contraloría, para destrabar la ejecución de proyectos de inversión pública descentralizados.

No debe continuarse con mayor endeudamiento público, sino políticas inmediatas para combatir la evasión y elusión tributaria, obteniendo recursos para financiar las diferentes urgencias que se deben atender y políticas que vayan más allá del corto plazo.

Los dramáticos acontecimientos en países vecinos, obligan a una pronta reacción de las élites implementando los cambios que sean necesarios. Profundizar el modelo en curso, ciertamente, no es la opción a seguir.

Foto: Andina


[1] Ministerio de Economía y Finanzas. Marco Macroeconómico Multianual 2020-2023. Publicado en el Diario oficial “El Peruano”, el día 23 de agosto de 2019.

[2] Decreto de urgencia N° 004 – 2019. Establecen medidas extraordinarias que contribuyan a estimular la   economía a través del gasto público. Publicado en el Diario oficial “El Peruano”, el día 17 de octubre de 2019.

[3] Ministerio de Economía y Finanzas. Marco Macroeconómico Multianual 2020-2023. Publicado en el Diario oficial “El Peruano”, el día 23 de agosto de 2019.

[4] Ministerio de Economía y Finanzas.  Gobierno aprobó medidas extraordinarias para impulsar la inversión pública en sectores sociales por más de S/ 1,000 millones. Disponible en:  https://www.mef.gob.pe/es/noticias/notas-de-prensa-y-comunicados?id=6187

[5] ANGR resalta decreto de urgencia que faculta a regiones reorientar recursos para inversión. Disponible en: https://andina.pe/agencia/noticia-angr-resalta-decreto-urgencia-faculta-a-regiones-reorientar-recursos-para-inversion-770020.aspx

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *