Proyecto Nord Stream 2: ¿Qué desenlace?

El proyecto del gaseoducto que cruzará el mar Báltico uniendo Rusia y Alemania, llamado Nord Stream 2, se encuentra casi terminado. Este proyecto cruzará los territorios marítimos de Suiza, Finlandia y Noruega. Ha tenido un costo de 11 billones de dólares, una longitud de 59,000 kilómetros y se espera transporte 50,000 millones de metros cúbicos de gas al año provenientes de Rusia.

Según los reportes este está a un 80% de construcción. Sin embargo, los planes para que se comience a enviar gas de Rusia a Alemania para la primera mitad del 2020, se han visto retrasados por agentes externos. Por ejemplo, las nuevas “sanciones” que ha aprobado el presidente de EE.UU Donald Trump a las empresas que participen de la construcción de este gaseoducto. Estas incluyen congelar activos y suspensión de visas a EE.UU. [1]

El  presidente Trump considera que la construcción del Nord Stream 2 aumentará la dependencia de la UE con Rusia, el cual actualmente ya provee el 40% del gas que consume la UE. [2] Ante esto, empresas que formaban parte de la construcción del Nord Stream 2 han decido retirarse. La primera fue  “Allseas”, empresa Suiza, la cual anunció su retiró antes que Trump anunciará las sanciones. El portavoz del proyecto Nord Stream 2 anunció que: “Con todas las empresas que apoyan el proyecto, trabajaremos para terminar el gasoducto lo más pronto posible”.

Los presidentes de Rusia y Alemania,  se han manifestado totalmente en contra de las medidas adoptadas por el presidente Trump. [3] El portavoz de la Canciller Alemana Angela Merkel indicó que estas medidas “afectan a las sociedades alemanas y europeas y constituyen una injerencia en nuestros asuntos internos,”[4]. Por parte del gobierno Ruso, se ha indicado que ya tiene el barco apropiado para poder terminar el último tramo del gaseoducto.

Se debe resaltar que estas sanciones no solo responden a un problema de dependencia de la UE con Rusia en materia energética, lo cual es tema de política interna de la UE y específicamente de Alemania, sino también a los intereses comerciales EE.UU que actualmente es un exportador de gas a la UE. La reducción de costos de transporte que representa el Nord Stream 2 tendrá definitivamente un impacto negativo en la participación de EE.UU en la mercado de gas natural en la UE.

Son problemas complejos, con muchos intereses económicos y geopolíticos en juego. Ojalá todo tenga un desenlace pacífico y no se agudicen nuevas tensiones internacionales, que ya bastantes tenemos.

Foto: Routers


[1] Forbes (2019). Véase: https://www.forbes.com/sites/davekeating/2019/12/21/trump-imposes-sanctions-to-stop-nord-stream-2–but-its-too-late/#5dd9f1825df1

[2] Ibíd.

[3] France 24 (2019). Véase: https://www.france24.com/es/20191221-ue-y-rusia-rechazan-sanciones-de-eeuu-contra-gasoducto

[4] Ibíd.

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *