Oportunidades de la Bioeconomía

Alan Fairlie

Para organizaciones como el IICA[1], la pandemia obliga a los Estados a pensar en nuevos modelos productivos que aprovechen al máximo los recursos biológicos.En ese sentido, ven en la bioeconomía, una oportunidad para valorar y generar nuevos ingresos sobre todos para los sectores más vulnerables. Asimismo, sostienen que la bioeconomía debe ser vista como un modelo de desarrollo, pues esta va más allá de los actuales sistemas de producción, que durante la crisis sanitaria ha mostrado sus debilidades y vulnerabilidades.

BIOECONOMIA

De acuerdo con la Cepal, la bioeconomía se entiende como “la producción, utilización y conservación de recursos biológicos, incluidos los conocimientos, la ciencia, la tecnología y la innovación relacionados con ellos, para proporcionar información, productos, procesos y servicios en todos los sectores económicos, con el propósito de avanzar hacia una economía sostenible” En ese sentido, y teniendo en cuenta la gran variedad de recursos que existe en el país y en la región resulta fundamental promover este enfoque[2].

 OPORTUNIDADES

La bioeconomía, ofrece nuevas oportunidades para el desarrollo económico de los territorios rurales, además  de propiciar el uso sostenible de los recursos naturales y la aplicación de herramientas tecnológicas que contribuyen a generar sistemas alimentarios diversificados con mayor valor agregado, que al ser modelos de producción agroecológica permiten al mismo tiempo construir sistemas alimentarios resilientes y sostenibles desde la perspectiva social y económica tal como lo sostiene Cepal[3].

Por otro lado, permite desarrollar alternativas que impulsen y propicien un desarrollo territorial más equilibrado e inclusivo. Además, permite mejorar y expandir muchas cadenas de valor tradicionales, y generar nuevas actividades económicas que favorezcan la generación de ingresos en las áreas rurales y otros sectores productivos.

Al promover el desarrollo de la bioeconomía en la región, se estaría contribuyendo a la recuperación de los sistemas agroalimentarios; así como, la preservación de ecosistemas y el desarrollo sostenible. Si bien en la región existen algunos avances en la materia, los países deben promover una estrategia de desarrollo que la incluya.

Eso implica, impulsar políticas y regulaciones a favor de la ciencia tecnología e  innovación, así como el fomento del emprendimiento y valorización de recursos biológicos. Además, identificar las barreras regulatorias que limitan el desarrollo de la bioeconomía en la región

Asimismo, es crucial fomentar el desarrollo y acceso a los mercados de los productos y servicios derivados de la bioeconomía, y fomentar los bioemprendimiento mejorando su integración con las cadenas globales y regionales de valor. Por otro lado, también se requiere promover la colaboración entre los diversos actores y la cooperación internacional, para encontrar soluciones para enfrentar de forma conjunta los desafíos post-pandemia.

Foto: IADB.ORG


[1]  IICA (15.05.20) Retos y oportunidades de la bioeconomía ante el COVID-19

[2] Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2019-2020 / CEPAL, FAO, IICA. – San José, C.R.: IICA, 2019.

[3] Ibidem

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *