Entorno internacional y política doméstica: ¿Agenda republicana o continuismo?

En los últimos días, se han producido importantes hechos en el escenario internacional que afectan nuestro país.

G-20

Culminó el G-20 en Buenos Aires, haciendo un llamado a la reforma de la OMC y rescatar el multilateralismo. Lo más importante en este terreno, fue el acuerdo bilateral entre EEUU y China, para una tregua en la guerra comercial. Esta es una muy buena noticia, si se cumple, ya que llevará una relativa estabilidad a los mercados internacionales, lo que es bueno para nuestros países.

En el plano climático, EEUU exigió una mención aparte, ya que insiste en retirarse de estos acuerdos, aunque señala que su política respetará el medio ambiente. Hay un conjunto de temas de cooperación internacional, incorporados en la Declaración. Por ejemplo, proveer de fondos suficientes al FMI, ya que se considera su rol clave en la estabilidad financiera internacional. También, escenarios sobre el futuro del trabajo, lucha contra la corrupción, por la igualdad de género. Si bien no hubo grandes anuncios, tampoco la sangre llegó al río. Ojalá no escalen nuevamente los conflictos.

Cambio de mando en México

En México, se dio un histórico cambio de mando. A contrapelo de la orientación de los nuevos gobiernos sudamericanos, ha planteado temas de reforma, de cambio en lo interno y de reafirmación de la tradicional política exterior mexicana de respeto a los asuntos internos de otros países, y la autodeterminación de los pueblos, una política soberana. Esto ha implicado un cambio respecto a la participación en el Grupo de Lima, por ejemplo frente a Venezuela. Lo mismo frente a EEUU, con una política pragmática.

México tiene un rol crucial que jugar, no solo en la Alianza del Pacífico, sino que será más latinoamericanista que sus antecesores. Es un gobierno que pretende ser popular, con gran respeto a los pueblos indígenas y su cultura, con una crítica profunda al neoliberalismo, aunque con la reafirmación de principios de economía abierta, de mercado. Será un contrapeso a los gobiernos de orientación derechista.

Puede jugar un rol clave en la coexistencia y convergencia entre diferentes regímenes y procesos de integración regional. Pero, lo principal, es el intento de impulsar una versión alternativa al neoliberalismo extremo, con participación ciudadana, y ofrecimiento de consulta a los dos años y medio, para que si no cumple lo revoquen. Difícil tarea, ya que en su primer discurso ofreció aumentos salariales para sectores excluidos, becas y gratuidad de enseñanza, mejoras para población de la tercera edad y discapacitados. Ojalá puedan ser políticas sostenibles, y tenga éxito.

Gabinete Binacional Perú-Chile.

La reunión concluyó con la firma de 14 acuerdos, y 163 compromisos.
• En el Eje 1 (Asuntos sociales, cultura para la integración) se destacó enfrentar la violencia contra la mujer, además de luchar contra la corrupción.

• Sobre el Eje 2 (Seguridad y defensa), se asumió el compromiso de luchar contra la delincuencia organizada, el terrorismo y el narcotráfico, y el próximo año las Fuerzas Armadas de los dos países harán una práctica de respuesta frente a fenómenos naturales.

• Respecto al Eje 3 (Comercio Exterior, inversiones, turismo ciencia y tecnología), se trabajará en torno a la escasez hídrica y la gestión del agua en la frontera. Aquí hay denuncias en Tacna, sobre la apropiación indebida de aguas subterránea por parte del vecino.

• El Eje 4 (Medio Ambiente, desarrollo sostenible, asuntos energéticos y mineros), se acordó entre otros puntos, promover una minería con respeto al medio ambiente.

• El Eje 5 (Desarrollo, integración fronteriza y asuntos de infraestructura), para el Jefe de estado, optimizará la conectividad entre Tacna y Arica.

Los gabinetes binacionales, son un instrumento muy importante para las relaciones internacionales de nuestros países. El problema en este caso, es que no se aborda el tema de asimetrías existentes a favor de Chile en comercio, inversión, infraestructura, propiedad intelectual.

Y, la forma en que se plantean los acuerdos, las profundizarán. Hubo reunión del 2×2, sin que se hayan dado satisfacciones públicas por los casos de espionaje chileno, sin plena implementación de los acuerdos de la Haya, ni por la piratería intelectual de nuestra gastronomía y biodiversidad.

Lo más grave, es que se acuerdan comisiones conjuntas para la celebración del Bicentenario del Perú!!. Continúan las reuniones revisionistas de la historia, y en el plano cultural. Luego del dominio económico, se quiere completar en el plano cultural, ideológico. Esto, simplemente no puede ocurrir.

Fortalecer los vínculos bilaterales, revirtiendo las asimetrías, con mutuo respeto, es el camino. Se lo debemos a nuestros héroes y mártires, debemos honrar ese compromiso con la Patria.

Vizcarra: ¿republicano o continuista?

En otra nota, hemos señalado los dilemas internos que enfrenta el jefe de estado. Señalamos que está sacrificando su aceptación popular, a los altares del libre mercado. Una política continuista y de profundización del modelo económico, que está a la base de la corrupción institucionalizada.

A nivel internacional, los resultados del G-20 no auguran el peor escenario para el gobierno: disminución del crecimiento exportador y de la economía. No se agravará por una guerra comercial, si cumplen sus compromisos de tregua China y EEUU.

Preocupa que un hombre del sur peruano, no tome previsiones geopolíticas y geoeconómicas en la relación con el vecino. Siguen con la nefasta política de “cuerdas separadas”, donde se avanza en lo económico y la agenda planteada por Chile, sin que se reviertan las asimetrías existentes y comprometiendo una dependencia inaceptable en otros planos.

Se ha revelado que el financista de la campaña política de la principal fuerza política del Congreso, fue chileno (de origen peruano), donde estuvo décadas. Al financiamiento oscuro de empresas brasileras, se suma el de otros países vecinos, y falta mucho por conocer. Hasta dónde ha estado o está hipotecada la política nacional, la estrategia de desarrollo, nuestro futuro.

EL Jefe de Estado, tiene todavía una oportunidad. Puede cambiar su rol continuista y de sujeción a los grandes empresarios, sacrificando a los trabajadores, hipotecando nuestro futuro con acuerdos internacionales contraproducentes.

Puede retomar una agenda republicana, convocar una Constituyente y nuevas elecciones, pasando a la Historia como quien supo conducir la transición al Bicentenario. No hay un solo camino, Lopez Obrador está intentando otro, en uno de los países más grandes de América Latina. El pueblo movilizado, debe luchar para que Vizcarra enmiende el rumbo, y construya un nuevo escenario.

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *