COVID-19, ALIANZA DEL PACÍFICO E INTEGRACIÓN REGIONAL

Alan Fairlie Reinoso

Coordinadores del bloque comercial discutieron esta semana posibles líneas de acción coordinada frente al Covid-19. El Grupo de Alto Nivel (GAN) de la Alianza del Pacífico acordó asegurar el intercambio de información y buenas prácticas dentro del marco del Acuerdo Interinstitucional entre los Ministerios de Relaciones Exteriores. También, Coordinadores Nacionales compartieron medidas que vienen implementando cada país para enfrentar la pandemia y discutieron posibles líneas de trabajo que serán asignadas a Grupos Técnicos.

Algunos acuerdos

Entre las últimas medidas dispuestas por la Alianza se encuentra la entrada en vigencia de dos protocolos modificatorios que buscan incentivar el mercado regional digital. De esa manera, se planea reducir barreras no arancelarias y simplificar el cumplimiento de funciones de la Comisión de Libre Comercio del Protocolo Comercial. Se busca la recuperación del comercio de pequeñas y medianas empresas en la etapa post Covid-19, y la modernización de los capítulos de comercio electrónico y telecomunicaciones para incrementar los flujos comerciales entre los socios.

Pese a las medidas de cierre de fronteras, todos ellos están promoviendo la continuidad de la cadena internacional de suministro de productos. MINCETUR esclareció, en un último comunicado, que las actividades conexas con el comercio exterior como el transporte de carga y mercancías continuarán sin restricciones. Por su parte, Chile estableció medidas para asegurar y simplificar las operaciones logísticas y las tareas de personal en puertos marítimos, aéreos y terrestres.

Necesidad de relanzar la integración regional

Son avances limitados, pero peor es nada. Este acuerdo tuvo logros importantes, pero mantuvo un bajo comercio intrarregional, y no hubo gran dinamismo en la  formación de cadenas productivas regionales, pese a la acumulación de normas de origen.

El efecto del shock de la pandemia es gigantesco, y  exige la necesidad de coordinar acciones y fomentar la cooperación en la emergencia. La Comunidad Andina y Mercosur deberían explorar posibilidades, así como la convergencia entre los acuerdos de integración sudamericanas.

Pero, hay un reto mayor: buscar una nueva inserción en la economía internacional con una estrategia de desarrollo alternativa, para lo cual es funcional una nueva integración regional. Desde los gobiernos, Parlamentos, Academia y sector privado, se deberían elaborar propuestas de esta agenda que es urgente post-Covid19.

Foto tomada de: La Economía

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *