Caída del precio del petróleo y algunas implicancias para la región

Alan Fairlie y Esthefany Herrera

En los últimos días, los precios del petróleo se desplomaron en 31%, la mayor caída en casi 30 años; luego que Arabia Saudí informó el incremento de su producción y bajó los precios oficiales del crudo; lo cual conllevó a que se activara la guerra del petróleo por iniciativa de este país. Esto, en reacción a la negativa de Rusia de aprobar los recortes más profundos a la producción planteados por la OPEP a fin de estabilizar los mercados petroleros.[1]

De esta manera, se desintegra la OPEP+ (conformado por la OPEP, Rusia y otros países productores de petróleo), que fue un esfuerzo de cooperación de tres años en el mercado petrolero.

Por otro lado, el coronavirus y su propagación, han ocasionado que la demanda de petróleo se contraiga, ya que China, quién es el principal importador de crudo, vio afectada parte de su producción al parar fábricas, así como la cancelación de vuelos, y el impacto que está teniendo en el turismo y las aerolíneas a nivel mundial.

Ante esta situación, la caída de precios del petróleo y la propagación del coronavirus, los principales índices bursátiles cayeron y se suspendieron automáticamente las operaciones en la Bolsa de Valores de Estados Unidos por unos minutos; también hubo bajas de las acciones encabezadas por las grandes petroleras. Dicha coyuntura ha encendido la alarma de una posible recesión mundial.

De acuerdo con la agencia calificadora Fitch Ratings, para las economías desarrolladas, el impacto económico del shock petrolero y el coronavirus, se relacionará a efectos en las respuestas fiscales y monetarias y en el crecimiento; mientras que, para las economías emergentes, los riesgos están vinculados con las presiones cambiarias, los flujos de capitales y los ingresos por exportaciones. Asimismo, señaló que es probable que los efectos relacionados al shock petrolero sean más duraderos que los del coronavirus.[2]

Además, ante la presión de respuestas económicas, los ingresos fiscales disminuirán y las demandas de los gobiernos aumentarán dada la urgencia de gasto en torno a salud y para contrarrestar los choques de oferta y demanda.

Respecto a los países de la región, los más afectados por la caída del precio del petróleo son Venezuela, Colombia y Ecuador, dado que sus economías dependen de los ingresos de divisas por exportaciones de crudo. Para México, el golpe no se espera sea fuerte, ya que sus fuentes de ingreso se han diversificado; sin embargo, si repercutiría en la petrolera estatal Pelmex, la cual figura como la más endeudada del mundo. Asimismo, para Argentina y Brasil, el impacto fiscal no sería duro puesto que la producción de petróleo es no su principal actividad económica.[3]

¿Cuál será el posible impacto en Perú?

La caída de los precios del petróleo suele beneficiar a las economías importadoras, como es el caso del Perú. Es así que, en este contexto, debería ser más rentable la compra de petróleo, y los precios para los consumidores deberían también bajar. De esta manera, también implicaría un abaratamiento en los costos de transportes y los precios de los productos básicos.

Estos impactos positivos tendrían lugar si la caída del precio es sostenida. Es así que, conllevará a la reducción de los costos de producción; y también supondría una disminución en los precios de la gasolina y de gas en el hogar, siempre y cuando la disminución del costo del barril se traslade al consumidor.

Es así que, el traslado del desplome del petróleo hacia los precios de los combustibles dependerá de decisiones oficiales. Además, el efecto no suele ser inmediato dado el funcionamiento de los mercados.

En este escenario, la reducción en los precios del combustible probablemente se verá compensada por el impacto negativo del coronavirus en la economía mundial, puesto que prevé se desacelere el crecimiento global.  Las medidas para enfrentar al coronavirus, ha llevado a la paralización de muchos negocios afectando a las economías locales y nacionales. En este contexto, expertos de Citigroup señalan que posiblemente se dé un “shock simultáneo y sin precedentes en la demanda mundial de petróleo”[4]. Asimismo, el primero de abril expirará el acuerdo de la OPEP+; a partir de dicha fecha el futuro del precio del petróleo dependerá de varios factores, entre ellos la evolución del coronavirus.[5]

Foto: Expansión


[1] https://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/precios-del-crudo-se-hunde-31-por-la-guerra-del-petroleo-declarada-por-arabia?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

[2] https://andina.pe/AGENCIA/noticia-fitch-ratings-doble-impacto-covid19-y-shock-petrolero-podrian-afectar-bonos-soberanos-787572.aspx

[3] https://www.dw.com/es/as%C3%AD-afecta-a-am%C3%A9rica-latina-la-ca%C3%ADda-del-precio-del-petr%C3%B3leo/a-52713976

[4] https://www.larepublica.co/globoeconomia/el-precio-del-petroleo-vuelve-a-desplomarse-y-el-brent-se-acerca-a-us30-2976481

[5] https://mundo.sputniknews.com/economia/202003111090746727-que-factores-determinaran-el-precio-del-petroleo/

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *