Agenda pendiente en la distribución de vacunas

Alan Fairlie Reinoso

Las últimas semanas se ha extendido la vacunación contra el COVID-19 a  nivel mundial. El Banco Mundial (2021) ha publicado un reciente estudio titulado “Evaluación de la preparación del país para las vacunas COVID-19: primeros conocimientos de la implementación de la evaluación” [[1]], el cual tiene como principal objeto de estudio analizar el desempeño de los países en el proceso de vacunación en esta etapa. 

Resultados iniciales de la evaluación

Uno de los principales resultados encontrados, es que el nivel de ingresos y otros indicadores económicos, guardan escasa correlación con el grado de preparación para administrar las vacunas. En este sentido, el 85 % de los países que participaron en las evaluaciones ha elaborado planes nacionales de vacunación, y  el 68 % ha establecido medidas de seguridad, como sistemas de notificación de reacciones adversas. Sin embargo, también se encuentra que solo el 30 % ha elaborado planes para formar al gran número de vacunadores que serán necesarios, y únicamente el 27 % ha creado estrategias de movilización social y compromiso público para fomentar la vacunación entre la población.

Otro resultado importante que se destaca en el documento, es que a pesar de que hay países que presentan limitaciones en el grado de su participación, la mayoría se ha preparado lo suficientemente bien en la mayoría de las áreas esenciales para comenzar sus campañas de inmunización. (Gráfico 1). En este sentido, las economías más desarrolladas no necesariamente están mejor preparadas para los programas de vacunación masiva.

Gráfico 1. Progreso en la evaluación de la preparación en indicadores clave seleccionados (informes de 128 países)

Fuente: Banco Mundial (2021)

El documento también reporta, que la existencia de adecuados sistemas de inmunización infantil no es un predictor respecto a la preparación del país frente a la administración de la vacuna. Asimismo, pocos países están utilizando esta oportunidad de gestión de la vacunación para fortalecer los sistemas de salud de sus países. La distribución, representa una oportunidad para crear una cadena de frío sostenible y respetuosa del medio ambiente que podría resultar útil mucho más allá de la crisis actual. Así, se presenta una oportunidad de digitalización del sistema de salud por parte de los países, para un mejor manejo de este proceso de vacunación a gran escala para rastrear vacunas y monitorearlas.

Conclusiones

Finalmente, lo que concluye este documento, es que gran parte de los países de ingresos medios y bajos han logrado avances significativos en torno a la gestión de la vacunación en sus territorios. Se destaca, que dentro de este proceso se ha involucrado a distintos actores de la sociedad, por lo que esta campaña de vacunación representa una jornada masiva de cooperación para enfrentar la problemática del COVID-19. Pero, aún persisten retos en torno al logro de la capacidad de respuesta de los países. El Perú aún tiene una agenda pendiente en torno a modernizar el sector salud y mejorar su capacidad de atención.


[1] Banco Mundial (202). Evaluación de la preparación de los países para las vacunas COVID-19: primeros conocimientos de la implementación de la evaluación. Banco Mundial, Washington, DC.

Enlace de acceso: https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/35281 Licencia: CC BY 3.0 IGO

Foto: Andina

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *