URGENTE PLANTAS DE OXÍGENO, VACUNAS, PACTO SOCIAL Y NUEVA CONSTITUCIÓN

ACABEMOS CON LAS CRISIS SANITARIA, LA CORRUPCIÓN Y EL GOLPISMO NEOLIBERAL.

Julio César Bazán, Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores del Perú – CUT Perú

Con lo que vamos conociendo; en medio de la perdida de millares de compatriotas por falta de oxígeno ante la covid-19, en torno a la vacunación clandestina por ahora de 487 personajes ligados a la política, a la administración pública, a la academia, la empresa privada e incluso a la acción social; a nadie le debe quedar duda, que las crisis sanitaria de falta de oxígeno y colapso hospitalario, de corrupción generalizada y de golpismo político; son la evidencia de los grandes obstáculos que bloquean el transito del Peru al desarrollo.

Extirparlos y avanzar al desarrollo nos emplaza a todos y todas a encontrar dónde están las fuentes que lo reproducen, para cortarlas de raíz. En ese sentido, el ánimo de la presente nota es delinear un derrotero para la búsqueda de tales fuentes dañinas y cortarlas de raíz. Comenzaremos analizando las estructuras políticas, económicas y sociales, de nuestro país, y allí encontramos que todo lo que acontece en el país, tienen su fuente en la constitución del 93.

Allí radican; la neutralización de los deberes del estado, que, de garantizar derechos pasa a solo reconocerlos; la preponderancia del libre mercado sobre las obligaciones de la empresa privada, de respetar y cumplir los derechos fundamentales; la marcada renuencia de ambos a cumplir su obligación de remediación de los daños reales o potenciales, que se ocasiona; y el total desequilibrio de poderes, antidemocrático y golpista.

Lo dicho lo corroboramos en el día a día al ver que la crisis sanitaria frente al covid-19 se agrava por la impotencia del estado para sostener y potenciar los sistemas de salud y de protección social; que la impotencia estatal tiene su origen en las políticas neoliberales de achicamiento del estado y en la corrupción política y económica en todos los niveles de gobierno y en la totalidad de los sectores económicos; que la corrupción florece día a día con el agrupamiento político de personajes sin escrúpulos y ansiosos de poder y con la codicia desenfrenada que se le permite al empresariado. En suma, la madre de todos los obstáculos está en la constitución del 93.

Queda claro entonces que la tarea de todos y todas para extirpar los obstáculos es asumir el reto político y social, de cambiar la constitución del 93. Para ello requerimos un pacto Político-Social, constitucionalizado en una nueva constitución, democrática, plurinacional y paritaria. Forjada desde una asamblea constituyente, Político-Social, integrada por todo el pueblo. La indignación social o política no basta; ni para solucionar los problemas sanitarios de fondo; y menos aún para combatir la corrupción galopante y detener el golpismo institucionalizado.

En esa perspectiva, en lo inmediato exigimos a los gobernantes del ejecutivo, vacunas y financiar plantas de oxígeno en todo el país y las ollas comunes para el sustento económico del distanciamiento social. Y en simultáneo al legislativo, le exigimos aprobar la propuesta de convocatoria a un referendo consultivo a más tardar para la segunda vuelta de las elecciones del 2021, con el objeto de que el pueblo se pronunciarse en torno al cambio de la constitución del 93.

A toda la sociedad le decimos que sobre el tema es vital organizarnos y combatir la demagogia neoliberal en el proceso electoral en marcha a lo largo y ancho del Perú.

Foto: Gestión

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *