LA UNIVERSIDAD Y LA CTI EN EL PERÚ

Jorge Fernández Herrera, Candidato a PhD UNICAMP (Brasil) y Miembro de la Red UNI

Bejamín Marticorena, presidente del CONCYTEC en diciembre del 2020, ha presentado el proyecto de Ley del SNCTI en sendas reuniones con docentes e investigadores de la UNMSM, UNI y PUCP [1,2]. Los principales lineamientos del proyecto son: transmutación del ente rector de la CTI en el país del CONCYTEC a una secretaría dependiente del primer ministro y por debajo de dos comisiones: multisectorial y consultiva, con el objetivo que ejerza de “forma real, en este nivel del ejecutivo, la rectoría” no bajo una perspectiva “sectorial” sino “transversal” a los diferentes sectores (encarnados en los ministerios) del país. Además, se crean dos nuevas Agencias: de Investigación Científica y Estudios Avanzados y de Desarrollo Tecnológico e innovación, destinados a abocarse al fomento y apoyo de las actividades científicas en estos rubros.

Puesta en contexto, la propuesta de Ley identifica tres niveles en la gobernanza de CTI: nivel de definición estratégica, nivel de implementación y nivel de ejecución. La principal re-organización que propone, de acuerdo al diagnóstico presentado por Marticorena (y desarrollado en la comisión congresal de CyT presidida por Sagasti) es en los dos primeros: definición estratégica (con las comisiones y la secretaria) y la creación de agencias (en el nivel de implementación).

Pero justamente el diagnóstico parte de un principio inverso y, por tanto, equivocado. El CONCYTEC no ha fallado en la rectoría por falta de acceso a niveles de decisión y articulación de los entes, sino porque, principalmente, en los entes de ejecución de la actividad no existe, de forma profesional y sistemática, el ejercicio en discusión: la investigación científica. En este tenor la UNMSM también opina [3] (además de señalar que se trata de una propuesta surgida a espaldas de los actores) que el motor de la investigación universitaria (relación maestro-estudiante) no es tomada en cuenta, en complementación con el Pronunciamiento de la UNT [4], incidiendo en ser una propuesta creada a espalda de los actores. Y es claro, que dejando de lado el núcleo central de la actividad, los cambios, por más correctos, necesarios, construidos o plurales que sean, no dejarán de ser secundarios.

Los que nos dedicamos a la actividad de investigación científica, sabemos que, además de todo lo necesario, el aspecto principal son los grupos humanos, nucleados en grupos de investigación, donde se ejerce la actividad a partir de investigadores profesionales (como los docentes-investigadores) y los investigadores en formación: estudiantes de maestría y doctorado, dedicados a la actividad en tiempo completo. Y en la universidad peruana no encontramos ni estudiantes de posgrado a tiempo completo ni grupos con investigadores profesionales, con al menos, las garantía de tener una relación laboral permanente con la universidad donde laboran.

Sin el enfoque que priorice la construcción de una base de investigadores mínima, incorporados al ejercicio profesional en las Universidades Públicas, cualquier proyecto de Ley de gobernanza de las CTI terminará consolidando el abandono y atraso actual que se vive en el sector.

______________________________________________________

[1] https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/concytec-sncti-la-creacion-de-un-ministerio-de-ciencia-tiene-dos-inconvenientes-muy-serios-benjamin-marticorena-ciencia-tecnologia-innovacion-noticia/?ref=ecr

[2] Proyecto de Ley: “Ley del Sistema nacional de Ciencia, Tecnología e innovación”.

[3] http://previous.unmsm.edu.pe/archivos/Comunicado_-_VRIP13012103_-_Pronunciamiento_sobre_el_proyecto_de_ley_del_Sistema_Nacional_de_Ciencia,_Tecnolog%C3%ADa_e_Innovaci%C3%B3n_-_VF.pdf

[4] Pronunciamiento “Respecto al Proyecto de Ley del SNCTI presentado por el grupo parlamentario Partido Morado”. UNT, Trujillo, 22 de enero 2021.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *