La salud en el Perú: Análisis de carga de enfermedad y las ENT

Alan Fairlie Reinoso

El Ministerio de Salud publicó hace unos días, el documento de análisis[1] de la carga de enfermedad de las 25 regiones del país, el cual tiene como objetivo ser la base de información para la elaboración y mejora de políticas de Salud Pública a nivel del gobierno central como de los gobiernos regionales. Más aún, en el contexto de pandemia, esta información es relevante dado que las enfermedades preexistentes han generado complicaciones durante el contagio del Covid-19.

Esta sería la cuarta entrega elaborada por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, está basado en la información correspondiente al año 2018. Con el indicador sintético de años de vida saludables perdidos (AVISA) se ha elaborado la lista donde se puede observar las principales enfermedades que producen la mayor pérdida de años saludables debido a los años de vida perdidos por muerte prematura o por tener alguna discapacidad asociada, lo cual es detallado por región. Con ello, se establecerán prioridades en la elaboración del Plan Esencial de Aseguramiento en Salud, y contribuirá a mejorar la salud de la población.

Carga de la enfermedad en Lima

Conforme se puede observar el Gráfico 1, son las Enfermedades No Transmisibles (ENT) las que más pérdida de años saludables han generado. Las ENT, representan el 78.6% del total de enfermedades, corresponde a 1334, 746 años saludables perdidos; asimismo, por cada mil habitantes, se perdieron 131.1 AVISA. En el caso de las enfermedades transmisibles, maternas, perinatales y nutricionales abarcan el 14%, y se perdieron 237,506 años saludables, siendo un 23.3 AVISA por cada mil habitantes. En el último lugar se ubican los accidentes y lesiones que corresponden a un 7.4% del total, a 126,548 años saludables perdidos y un 12.4 de AVISA.

En relación a la categoría de enfermedades por los que se pierden años de vida saludables – AVISA, podemos observar entre las primeras se encuentran los tumores malignos, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las enfermedades respiratorias, entre otros, que corresponden a las ENT.

Así como este estudio detallado se tiene para Lima, lo mismo se ha desarrollado a nivel de todas las regiones del país para su debido análisis y la incorporación en los planes de prevención y atención en salud.

Atención con las Enfermedades No Transmisibles

Conforme se señaló en la Recomendación Nro. 353 “Impulsar la alimentación saludable como una medida de control y prevención frente a las enfermedades no transmisibles en los países Andinos”, que presenté y fue aprobado en el Parlamento Andino, el aumento de la producción y acceso a los productos ultra procesados que tienen altos contenidos de azúcares, grasa saturada y sodio, sumado al estilo de vida sedentario que ha cambiado los patrones de consumo y hábitos alimentarios lleva al aumento del sobrepeso y obesidad que son factores de riesgo para generar las Enfermedades No Transmisibles (ENT); como son, las enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, y enfermedades respiratorias crónicas.

Como lo podemos ver en el documento de análisis de la carga de enfermedad en el país, y en particular en Lima, la mayoría de las enfermedades corresponden a las ENT. Por tanto, reitero las recomendaciones que fueron aprobadas por el Parlamento Andino para su incorporación en la elaboración de las estrategias en salud, entre las cuales podemos señalar las siguientes:

– Introducir  políticas de salud pública que estén enfocadas en la prevención, diagnóstico y control de las ENT y los factores de riesgo asociados a estas enfermedades.

– Promover la alimentación saludable como un medio de control y prevención ante las ENT a lo largo de todas las etapas de la vida.

– Impulsar medidas fiscales (impuestos) a la comercialización de productos ultra procesados ricos en calorías, a fin de fomentar la producción de alimentos y las bebidas con menos contenido de grasas saturadas, grasas trans, sodio y azúcares.

– Impulsar medidas que brinden a los consumidores información suficiente para elegir alimentos y bebidas industrializados más saludables, entre otros.

Con la información adecuada y la implementación de las medidas de prevención y control en salud podremos aportar a reducir las ENT que desde antes de la pandemia ya generaba las principal carga de enfermedad en nuestro país, y que con el Covid-19 se ha generado una mayor complicación en el contagio, y en algunos casos han aumentado las tasas de mortalidad.


[1] Ver: https://www.dge.gob.pe/portalnuevo/inteligencia-sanitaria/carga-de-enfermedad-y-analisis-de-la-demanda/

Foto: RPP

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *