Dialogando con José Antonio Sanahuja acerca del escenario internacional y las implicancias de la pandemia en los procesos de integración regional

Sanahuja nos explica que la pandemia representa una crisis coyuntural dentro de una crisis estructural histórica más amplia: la crisis de la globalización. Nos dice que, debido a la debilidad de la gobernanza global, frente a un problema mundial, se está respondiendo con políticas nacionales, dejando de lado una respuesta concertada del sistema internacional. Respecto a los procesos de integración, señala que un aspecto clave es el financiamiento externo, el cual tiene que ser urgente, rápido y de gran cuantía. En el caso de la Unión Europea, la integración todavía da algunas esperanzas debido a los nuevos instrumentos financieros que se han creado, como el Programa extraordinario de emergencia de 750 mil millones de euros. Respecto a los procesos de integración de América Latina, lamentablemente la única vía de financiamiento es el FMI, que hasta el momento existe incertidumbre respecto al tipo de condicionalidad que se establecerá. Asimismo, resalta que en la región esta pandemia ha desmantelado la ausencia de espacios de plataformas comunes para enfrentar este tipo de crisis, lo que ha conllevado a que la mayoría de países no tengan una respuesta colectiva, sino hayan reaccionado mediante una lógica del sálvese quien pueda.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *