DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL

Hoy, en el día de la lucha contra el trabajo infantil, debemos renovar nuestro compromiso de seguir trabajando para garantizar que los derechos de todos los niños y niñas sean respetados. En ese sentido, se deben impulsar políticas públicas que aborden la erradicación del trabajo infantil de manera integral, que  promuevan el acceso a sistemas de educación, salud y medios necesarios para para garantizar su desarrollo.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en América Latina y el Caribe, el trabajo infantil se redujo a la mitad en los últimos 8 años. Sin embargo, a pesar de que la tasa de trabajo infantil disminuyó en un 4%, desde 2012 en el Perú, aún existen un 21.8% de niños y adolescentes que trabajan, lo que hace que el país siga encabezando la lista de países de la región con más casos de trabajo infantil[1].

Por lo que, desde mi despacho, presentamos y fue aprobada en el Parlamento Andino la Recomendación N° 333 Sobre la Ratificación del Protocolo del 2014 Relativo al Convenio sobre el Trabajo Forzoso de la Organización Internacional del Trabajo. Se debe continuar en la lucha por la eliminación de regímenes laborales nocivos, como el trabajo forzoso y trabajo infantil, para construir una sociedad más equitativa y segura para nuestros niños y niñas, con miras al Bicentenario de la República.

Foto: El Comercio

[1] Fuente: Diario Perú21 (2018), Perú tiene la tasa más alta de trabajo infantil en Sudamérica.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *