30 DE AGOSTO, DÍA INTERNACIONAL DE LAS VÍCTIMAS DE DESAPARICIONES FORZADAS

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en virtud de la resolución A/RES/65/209, expresó su preocupación por el aumento de las desapariciones forzadas o involuntarias en diversas regiones del mundo, acogió con beneplácito la aprobación de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas y declaró el 30 de agosto Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, que comenzó a observarse en 2011[1].

Las desapariciones forzadas que en su momento fueron consideradas prácticas características de las dictaduras militares, se han convertido hoy en un problema que no solo afecta a una región específica del mundo, sino que, continúa desarrollándose en complejas situaciones internas, tanto en contextos de represión política, como de persecución de líderes ambientales, sociales y defensores de derechos humanos. Sin embargo, existen también otras causas de las desapariciones forzadas, como el accionar de narcotráfico y la trata de personas, una realidad que no hace más que acrecentar las estadísticas de personas desaparecidas y que se encuentra rodeada de impunidad en los organismos de justicia.

Estas graves violaciones a los derechos humanos, no sólo afectan a la familia de la víctima; según la ONU, la sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad. La familia y los amigos de las personas desaparecidas sufren una angustia mental lenta, ignorando si la víctima vive aún y, de ser así, dónde se encuentra recluida, en qué condiciones y cuál es su estado de salud. Además, conscientes de que ellos también están amenazados, saben que pueden correr la misma suerte y que el solo hecho de indagar la verdad tal vez les exponga a un peligro aún mayor[2]

El compromiso del estado Peruano es seguir buscando a los desaparecidos, por esa razón y después de muchos años de lucha por parte de los familiares de las víctimas, este 29 de agosto se aprobó el Decreto Legislativo para la creación de banco de datos genéticos, herramienta que permitirá contrastar el ADN de los familiares de desaparecidos con los restos óseos hallados en fosas de la época del conflicto interno[3].

[1] Sistema de las Naciones Unidas en Perú: http://onu.org.pe/dias-internacionales/dia-internacional-de-las-victimas-de-desapariciones-forzadas/

[2]Naciones Unidas en Perú:  http://www.un.org/es/events/disappearancesday/background.shtml

[3] Diario El Comercio: https://elcomercio.pe/peru/aprueban-decreto-legislativo-creacion-banco-datos-geneticos-noticia-552099

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *