DÍA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD

Hablar de la juventud en América Latina hoy  resulta todo un desafío. Mientras muchos valoran los aportes del sector juvenil a la sociedad, sus esfuerzos, y se les considera como actores fundamentales para avanzar en el desarrollo de nuestros países, las cifras nos muestran que hay poco o casi nada de avance en los últimos años.

Uno de los principales problemas sigue siendo el acceso a la educación, en el Perú, según la Estadística de la Calidad Educativa (ESCALE) del Ministerio de Educación, solo un 16 % de la población del país logra continuar sus estudios al terminar la secundaria1. Esta realidad está directamente relacionada con los dramáticos índices de desempleo juvenil.

Los últimos datos de la OIT sobre desempleo juvenil en América Latina y el Caribe muestran una situación alarmante, la tasa de desempleo juvenil regional alcanzó el nivel más alto desde que existen registros de este indicador a comienzos de los años 1990. Llegó al 19,5%, es decir que uno de cada 5 jóvenes se encuentra desempleado y seis de cada 10 jóvenes que si están trabajando lo hacen en la informalidad, casi 40 por ciento de los desempleados son jóvenes y alrededor de un 20 por ciento del total no estudia ni trabaja2.

José Manuel Salazar, Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe menciona que: “La falta sistemática de oportunidades para obtener un trabajo productivo es caldo de cultivo para el desaliento o la frustración, y repercute sobre la estabilidad, la seguridad y la gobernabilidad de las sociedades. La insatisfacción con frecuencia muta en conductas antisistema, en ocio crónico, e incluso en conductas ilegales, esto obliga a los países a comprometer cuantiosos fondos públicos al combate de la delincuencia, en vez de dirigir esos fondos a inversiones en educación, salud y políticas activas de mercado de trabajo2…”

En relación a las brechas de género en el sector juvenil se muestran considerables avances, sin embargo, según el Primer Informe Regional sobre la Implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo de la CEPAL, en cuanto a autonomía económica, todavía solo una de cada dos mujeres de la región en edad de trabajar tiene empleo o lo busca y las que se integran al mercado laboral se concentran en sectores de baja productividad y muchas veces en trabajos precarios e informales.

Esta situación nos muestra, lo mucho que tenemos pendiente por avanzar en América Latina con relación a la juventud, resaltando el rol del estado como ente rector de las políticas públicas que se necesitan, especialmente en materia de desarrollo integral, seguridad, inclusión, acceso a derechos y servicios básicos, reducción de brechas sociales y tecnológicas, integración regional y participación ciudadana.

Por lo que, desde mi despacho, reafirmo mi compromiso de seguir impulsando iniciativas multisectoriales y regionales que garanticen la reducción de brechas sociales y económicas, con la finalidad de brindarles a nuestros jóvenes las herramientas necesarias para construir sus sueños y aportar al desarrollo de nuestros países.

 

1.       DIARIO LA REPÚBLICA: https://larepublica.pe/sociedad/861568-solo-3-de-cada-10-jovenes-accede-la-educacion-superior-en-el-peru

2.       OIT: II Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico. En:  https://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_555891/lang–es/index.htm

3.       OIT: Día Internacional de la juventud. https://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_637554/lang–es/index.htm

4.       Primer  Informe  Regional sobre la Implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo de la CEPAL, Inciso E sobre igualdad de género

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *