Alan Fairlie

(Artículo publicado en La Mula y Diario Uno)

La Premier rescató los últimos 30 años como un modelo exitoso, que piensan profundizar en alianza con la mayoría de fuerzas del Congreso (excepto FA y NP). La estabilidad macroeconómica, el crecimiento, la promoción de la inversión extranjera, se han presentado como resultados paradigmáticos.

Hay un índice internacional que también privilegia esas variables (combina información dura con percepción de actores), aunque el set que considera, es relativamente amplio. Aún en ese indicador, no estamos tan bien como la propaganda indicaría.

El Índice Global de Competitividad (IGC) del Foro Económico Mundial, mide la competitividad y el desempeño de los países mediante 12 pilares . Según el Informe, Suiza es la economía más competitiva del mundo, superando ligeramente a Estados Unidos (puesto 2) y Singapur (puesto 3). Otras que están entre las diez primeras son: países bajos (4) Alemania (5), Hong Kong (6), Suecia (7), Reino Unido (8), Japón (9) y Finlandia (10). En el grupo de los BRICS, China es la mejor clasificada en su desempeño (subió al puesto 27). Y en América Latina destacaron Chile (33), Costa Rica (47), y Panamá (50).

Algunos de los países de la región andina han ido mejorando su posición a lo largo de estos últimos 5 años; sin embargo, persisten las brechas en algunos indicadores, como educación superior, infraestructura, sofisticación de los negocios y sobre todo en innovación.

Cuadro N° 1: evolución del Índice Global de Competitividad

Lamentablemente la tendencia a la baja persiste, en el último informe del IGC 2017-2018, los países de la región andina han retrocedido su posición. A pesar de ello, aún conservan los primeros lugares a nivel de América Latina: Chile (1), Colombia (5) y Perú (6).

El modelo de competitividad del Foro Económico Mundial considera tres subíndices: i) factores básicos, ii) potenciadores de la eficiencia y iii) factores de innovación y sofisticación. Los países andinos presentan un mayor retroceso en el subíndice relacionado a la eficiencia, así como el mercado tecnología y la preparación tecnológica. Y, nos encontramos en los últimos lugares en innovación.

Cuadro N°2: Índice Global de Competitividad 2016-2017/2017-2018 del Foro Económico Mundial

En este contexto, para generar un crecimiento más dinámico y sostenido en sus economías resulta esencial fomentar políticas que promuevan la tecnología e innovación, así como la diversificación de la estructura productiva. Un entorno favorable en innovación permitirá garantizar mejores niveles de educación, mejoras en competencias laborales, una mayor productividad, fortaleciendo la competitividad de la región andina, además de lograr un desarrollo económico sostenible a largo plazo.

El caso peruano: crecimiento sin competitividad

El Perú han descendido en el ranking de competitividad, pasando del puesto 67 al 72, observándose un tendencia negativa desde el año 2012 en adelante, descendiendo en general 11 puestos (Ver Cuadro 3, índice score de Competitividad). Esta situación contrasta con la recurrente información de los diversos gobiernos y medios que señalan que el Perú continúa siendo líder en las tasas de crecimiento del PBI en Latinoamérica y destacan las bondades de la estabilidad macroeconómica, y la competitividad del país.

Cuadro N°3. Perú: Índice de competitividad 2011-2017

FUENTE: WEF ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD 2017-2018

Cuando se revisan los factores o componentes del índice de competitividad se observa que los factores más críticos los constituyen aquellos vinculados al desarrollo de instituciones y de capacidades internas para el capital humano, la complejidad tecnológica y la innovación. La alta fragilidad institucional pasó del puesto 106/137 el 2016 al puesto 116/137 el 2017), siguiendo el componente de Innovación (puesto 113/137), Salud y educación primaria (puesto 93/137), Infraestructura (86/137), Preparación tecnológica (86/137), Educación superior y capacitación (81/137) y Sofisticación empresarial (80/137) (ver Cuadro No. 2).

Cuadro N° 4 Perú: Posición y valor del índice de competitividad por factores

FUENTE: WEF ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD 2017-2018

Esta grave situación pone en alto riesgo al país, de ser impactados negativamente por las tendencias señalas por el WEF y en particular por la 4ta revolución industrial, sobre todo si se mantiene el actual modelo primario-exportador y no uno que se base en el desarrollo de sus ventajas competitivas que tenga como eje el capital humano, las instituciones y la innovación.

Esa discusión es la que deberíamos tener, pensando en el Perú del Bicentenario, y no persistir en el mismo modelo que en el mejor de los casos nos dará crecimiento cuando el entorno externo sea favorable, pero no desarrollo sostenible.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *