La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instaló el 21 de agosto una Comisión Mundial de alto nivel sobre el Futuro del Trabajo, la cual deberá emprender un examen exhaustivo sobre el futuro del trabajo que proporcione una base analítica para la implementación de la justicia social en el siglo XXI.

Según informó la OIT, la Comisión elaborará un informe independiente sobre la forma en que se podrá forjar un futuro del trabajo que ofrezca oportunidades de empleo decente y trabajo sostenible para todos. Este informe será sometido a consideración de la reunión del centenario de la Conferencia Internacional del Trabajo en 2019.

El parlamentario andino Alan Fairlie resaltó la importancia de esta comisión, que se encargará de estudiar escenarios futuros que se están configurando a partir de los cambios tecnológicos aplicados al mundo del trabajo. “Este análisis prospectivo nos debe servir para definir estrategias que nos permitan enfrentar con éxito lo que se viene”.

Asimismo, señaló que el Perú debe ser participe de estos nuevos cambios y adecuaciones que busquen mejorar la calidad de trabajo y resguardar los derechos de los ciudadanos. “Debemos responder a ese desafío, para pensar y ejecutar estrategias de desarrollo apropiadas para el Perú del Bicentenario”.

FOTO: ISTOCK

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *