Parlamentario andino Alan Fairlie advirtió que la biopiratería es un problema que aqueja a todos los países andinos.

Un nuevo caso de biopiratería fue identificado por la Comisión Nacional contra la Biopiratería, que preside el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), una empresa china pretende patentar un extracto de hojas de sacha inchi (Plukenetia volubilis) para el tratamiento de la diabetes.

Según una nota de prensa del Indecopi, la citada Comisión, al detectar la solicitud de patente CN201610618692, presentada ante la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual de la República Popular China (SIPO), titulada “Application of Plukenetia volubilis L. leaf extract to preparation of” ha presentado una oposición a esta solicitud para que la misma no sea concedida por carecer de novedad y nivel inventivo, requisitos exigibles para obtener una patente.

El parlamentario andino Alan Fairlie felicitó la rápida acción de la Comisión Nacional contra la Biopiratería y a la Cancillería peruana por la acción coordinada para enfrentarla.

“Este problema aqueja a todos los países andinos que son megadiversos, con una riqueza ancestral de conocimientos tradicionales que deben reconocerse, y eventualmente explotarse con sostenibilidad económica, social y ambiental, y una distribución justa de los beneficios, como plantea el biocomercio”, indicó.

Asimismo, exhortó a las autoridades peruanas y a las de toda la región andina, a seguir trabajando para resguardar la megadiversidad y los valiosos conocimientos tradicionales de nuestros pueblos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *