PPK: persistir en el error

Mensaje presidencial creó expectativa.

Lamentablemente, no anunció soluciones sino represión. En primer lugar, decir que ya se subió sueldos y se atendieron las demandas, cuando las calles están tomadas por maestros venidos de diferentes puntos del país, es negar la realidad.

Difícil pensar que puedan estar movilizados semanas, engañados o por consigna política. Las demandas son justas, hay que atenderlas de acuerdo a las posibilidades, pero escucharlos, recibirlos y lograr acuerdos. No gasearlos, apalearlos, cuando se manifiestan pacíficamente en mitines o movilizaciones.

Lo más grave, es que volvió a acusarlos de violentistas o estar dirigidos por estos sectores, ya que los que no lo son -se entiende- ya volvieron a clases. Si ya se dio solución y los que quedan son violentistas, lo que está anunciando es más represión. Hasta ahora, por lo visto, la violencia ha venido del gobierno.

En el Congreso todos los sectores políticos han pedido la renuncia de la ministra del sector, ¿también son cómplices de los violentistas? Hay una ceguera política que nos está llevando al abismo, el gobierno está cavando su propia fosa.

Las fuerzas del cambio deben tomar la iniciativa y actuar en consecuencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *